¿QUÉ ES BIENESTAR?

El bienestar subjetivo supone una evaluación global, hecha por uno mismo y sobre uno mismo, dentro de un periodo amplio de tiempo, a cerca de la satisfacción con la vida. Supone el predominio de las vivencias afectivas positivas sobre las negativas que tiene cada persona en particular. Diener (1994) resalta el carácter subjetivo, pues depende de lo que interprete y valore cada uno y subraya el carácter de evaluación global de la vida de una persona, refiriéndose a los aspectos más generales y a un período amplio de tiempo.

Significa, por lo tanto, que yo me sienta bien, pero no porque lo consideren o lo valoren otras personas, sino porque es lo que yo siento. Lo que yo percibo en términos generales.

Bienestar objetivo y bienestar subjetivo son dos términos que tienen de común la palabra bienestar, sin embargo, cada uno se refiere a un tipo y a un modo distinto de entender el bienestar. El bienestar objetivo se mide por indicadores externos o criterios observables, mientras que el bienestar subjetivo, por apreciaciones propias o autoinformes (Hernández, 2002, p.31).

Generalmente, el bienestar objetivo, tanto individual como social, puede identificarse con los recursos o bienes disponibles: Bienes básicos, como la salud, años de educación recibida, profesión o nivel económico; bienes físicos, como edad, belleza o fuerza; bienes psíquicos, como inteligencia y cualidades personales; bienes socioambientales, como vivienda, medio ambiente, cultura, clima social… Todos estos bienes o recursos (bienestar objetivo) pueden facilitar el bienestar subjetivo, pero no lo garantizan (Diener, 1994).

Superando el enfoque individualista del bienestar y valorando la interrelación mutua entre las personas y su entorno social, añadiremos al concepto de Bienestar Individual Subjetivo (BIS), dos conceptos más, el de Bienestar Subjetivo Comunitario (BISUCO) y el de Aportación al Bienestar Comunitario (ABC).

Bienestar subjetivo comunitario (BISUCO)

Es la media aritmética de Bienestar Subjetivo Individual percibido por los miembros de una comunidad. Concretamente, para obtener el BISUCO, se suman las puntuaciones de todos los individuos en BIS y, luego, se divide por el número de sujetos participantes o representativos de esa comunidad. Así, podemos hablar del BISUCO de una clase, de un pueblo o de un país, para referirnos a cuál es su nivel medio de felicidad. Sin embargo, esto no depende sólo de variables individuales, sino que es producto de variables sociales.

Aportación al Bienestar Comunitario (ABC)

Significa el conjunto y grado de valores puestos en práctica con que una persona ayuda o contribuye a que los demás puedan sentirse mejor. Al final, se procura que los individuos no sólo diligencien su propio bienestar individual (BIS), sino que también contribuyan a mejorar el bienestar subjetivo comunitario (BISUCO).

Enlaces  /  Suscripción  /  Participando  /  Contacto  /  Aviso Legal